Foto de personas creado por freepik – www.freepik.es

Para muchos el baile es un hobby, que cuando se practica con asiduidad crea adicción. Es muy corriente escuchar entre los que lo practican esta afirmación “es oír música y no puedo parar de mover los pies”.

Y es que bailar, además de ser un fantástico entretenimiento, es un gran aliado de nuestra salud, tanto física como mental, tal y como revelan los últimos estudios.

Nuestra salud física mejora con el baile porque  estimula el funcionamiento del corazón; se pierde peso; aumenta la flexibilidad, la fuerza y la resistencia; mejora la psicomotricidad, etc.

Y en las últimas investigaciones, se ha descubierto cómo el baile ayuda a mantener en forma también nuestra mente, combatiendo los  efectos de la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia, así como el aumento de la agudeza mental para las personas de todas las edades.

            Tal y como afirma 1 Peter Lovatt, director del Laboratorio de Psicología Dancística de la Universidad de Hertfordshire “bailar ayuda al cerebro a generar nuevas rutas de pensamiento, nuevos circuitos neuronales, especialmente cuando se combina con el canto y la música. El baile enseña a planificar y controlar tareas distintas que se ejecutan simultáneamente”.

1 http://www.peterlovatt.com/

Igualmente, se ha demostrado que algunas personas con la enfermedad de Alzheimer son capaces de recordar memorias olvidadas cuando bailan la música que solían conocer.

Fuente:

https://rv2010.wordpress.com/lo-que-esta-in/cerebro-y-baile/