Precaución con el uso de vasoconstrictores

Young girl at home on the sofa in warm knitted sweater with a handkerchief, sneezes. Flu and cold season.

El período de invierno es propicio para el uso de vasoconstrictores. Estos medicamentos, ampliamente utilizados para aliviar los síntomas del resfriado, hoy son objeto de un punto de información de las Agencias Europeas de la Salud que se enfrentan al riesgo de efectos adversos raros pero graves.

El período de invierno es la estación predilecta para los virus del resfriado. La venta de vasoconstrictores sin receta aumenta, lógicamente, durante este período. Sin embargo, los datos de seguimiento farmacéutico acerca de la declaración de efectos secundarios sugieren precaución en el uso de estos medicamentos.

¿Qué es un vasoconstrictor?

Los datos de seguimiento farmacéutico acerca de la declaración de efectos secundarios de los vasoconstrictores sugieren precaución en el uso de estos medicamentos.

Por definición, un vasoconstrictor tiene el efecto de estrechar los vasos sanguíneos. Por lo tanto, esta vasoconstricción tiene un efecto descongestionante que atenúa los síntomas de los resfriados. La molécula utilizada en productos sin receta es la pseudoefedrina, asociada con otras moléculas como el paracetamol o el ibuprofeno. La pseudoefedrina tiene una acción central, por lo que en caso de mal uso, uno está expuesto a efectos indeseables potencialmente peligrosos.

Cuales son los riesgos?

Los riesgos se conocen desde hace muchos años. A partir de 2011, se ha difundido información sobre la seguridad del uso de estos medicamentos. De hecho, se han identificado 15 casos de efectos indeseables graves por farmacovigilancia. Los efectos secundarios son cardiovasculares con casos de hipertensión y angina o crisis neurológica, como una convulsión de accidente cerebrovascular. Estos riesgos deben ponerse en perspectiva en particular dado el gran número de pacientes tratados, de hecho, se venden varios millones de cajas de vasoconstrictores cada año.

Cuidado con el mal uso

Estos productos están disponibles sin receta médica, el riesgo de mal uso es muy alto. Esta es la razón por la cual el ANSM desea reiterar sus recomendaciones sobre el uso de vasoconstrictores, ya sea por vía oral o nasal:

  • Respetar la dosis diaria máxima y una duración máxima del tratamiento de 5 días.
  • No utilizar en niños menores de 15 años, tampoco en los casos de hipertensión grave o mal balanceada, con antecedentes de accidente cerebrovascular (ACV) o factores de riesgo probable que aumenten el riesgo, de enfermedad coronaria grave o antecedentes de convulsiones.
  • No combine dos de estos medicamentos (incluso si se administran por diferentes rutas) debido al peligro potencial de tal combinación y su inutilidad.

¿Deberían prohibirse los vasoconstrictores?

Estas drogas sintomáticas han estado a la vista durante varios años. La revista Prescrire, propuso en 2009 » prohibir estos medicamentos en farmacias y consultorios» . En 2018, la Academia Nacional de Medicina de Francia abogó por las mismas acciones y recomendó » que más allá de la simple prohibición de la publicidad, los vasoconstrictores administrados por vía oral solo se emitan obligatoriamente con receta médica «.

En este vídeo podrás ver la opinión del Dr. Néstor Galindo, Otorrinolaringólogo de la Clínica Rúber Internacional.

Fuentes

1-https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7056280

2- https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1879729614001665?via%3Dihub

3- https://www.vademecum.es/principios-activos-pseudoefedrina+%2B+cetirizina-r01ba52+p1

4- Dr. Néstor Galindo con el Dr. Jesús Sánchez Martos en el programa «Salud al día» de Telemadrid

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!