Tratamiento de la bronquitis infecciosa aguda

bronquitis infecciosa aguda

bronquitis infecciosa aguda

La bronquitis infecciosa aguda produce dolor de garganta, tos fuerte, fiebre, dolor de cuerpo o dolor de cabeza. Sinónimo de inflamación de los bronquios, esta enfermedad es, sin embargo, banal y perfectamente benigna. No es necesario que entres en pánico, generalmente unos cuidados simples son suficientes para que desaparezca en unos pocos días.

Bronquitis aguda: definición

La bronquitis aguda se caracteriza por la inflamación de los bronquios . Esta enfermedad suele ser el resultado de una infección viral y, a veces, bacteriana. Los primeros signos de bronquitis son a menudo un  resfriado  o nasofaringitis. Luego viene una  tos seca , Posteriormente en el 50% de los casos  aparece una  tos productiva, con flemas. Se hace un diagnóstico de esta enfermedad leve con mayor frecuencia.

La bronquitis aparece principalmente en otoño e invierno, a menudo ocurre en pequeñas epidemias.

Síntomas de bronquitis

La bronquitis aguda se caracteriza por:

  • Una fiebre generalmente baja y variable durante el día,
  • Dolores
  • Malestar general;
  • Una sensación de ardor en el pecho al nivel del esternón y una tos fea.

También suele suceder que antes de padecer la bronquitis, ya hayas sufrido una pequeña nasofaringitis o un simple resfriado y, ahora, la infección «cayó» en tus bronquios. En segundo lugar, la tos seca se vuelve productiva y los otros signos desaparecen.

Es necesario un diagnóstico preciso

Para diagnosticar la bronquitis, un examen clínico completo y la auscultación por parte del médico son más que suficientes. A menudo lo olvidamos, pero la bronquitis es una enfermedad perfectamente común.

Por otro lado, puede ser más grave en personas con asma, con un aumento de los síntomas y un mayor riesgo de infección bacteriana.

La bronquitis en los fumadores ayudará a crear conciencia sobre la grave enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC: bronquitis crónica con consecuencias mucho más alarmantes para la salud que la simple epidemia estacional de bronquitis aguda.

Tratar la bronquitis

El médico tiene varias armas para luchar contra la bronquitis:

  • Generalmente viral, la bronquitis no se puede tratar con antibióticos. La tos es inicialmente seca y a menudo se complica por una tos grasa con moco al final del proceso. Debería desaparecer en 5 a 10 días. Ten en cuenta que, en la mayoría de los casos, la bronquitis progresa espontáneamente hacia la recuperación en niños y adultos sanos. Pero si en un segundo paso, las bacterias entran en el juego (fiebre persistente o aumentada, fatiga), una reevaluación a los pocos días puede conducir a la prescripción de antibióticos, pero esto no es una obligación ni un acto sistemático.
  • Por otro lado, si el paciente es un sujeto en riesgo ( asmático, fumador empedernido o sujeto a bronquitis crónica), es posible que el médico elija recetar antibióticos para evitar cualquier riesgo de infección secundaria. Del mismo modo, si el médico tratante sospecha neumonía , ordenará una radiografía de tórax.
  • Para tratar la bronquitis, el médico puede recetar supresores de la tos en forma de cápsulas o solución oral. Ahora hay formas sin azúcar. Sin embargo, no hay consenso sobre su efectividad, especialmente porque en algunos pacientes, la abolición del reflejo de la tos puede provocar congestión bronquial. Además, la mayoría de los supresores de la tos están contraindicados en niños menores de 2 años.
  • Contra la fiebre, puede recetar antipiréticos como paracetamol o ibuprofeno.
  • Si la nariz está líquida o tapada, pueden ser útiles las gotas para desinfectar la cavidad nasal.
  • Finalmente, para la comodidad del paciente, se pueden recetar diluyentes bronquiales al final del curso para la tos grasa. Nuevamente, su efectividad no es unánime. Es necesaria una buena hidratación para reducir la flema.

Medidas de higiene para limitar el contagio en caso de bronquitis

La bronquitis aguda suele ser de origen viral. Por lo tanto, es muy contagiosa. Para evitar contaminar a los que te rodean,  puedes adoptar algunas medidas simples.

  • Lávate las manos regularmente con jabón.
  • Use pañuelos desechables y deséchelos después de usarlos.
  • Cúbrase la boca cuando tosa.
  • Evite el contacto con personas frágiles: bebés, niños, ancianos.
  • Ventile su alojamiento una vez al día durante unos 20 minutos.
Recordatorio
Como recordatorio, la bronquitis aguda no es una emergencia médica. Pide una cita con tu médico o pediatra para tus hijos rápidamente si los síntomas persisten o si están acompañados de fiebre alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!