La úlcera en diez preguntas

ulcera y tratamiento

ulcera y tratamiento

Al menos una de cada diez personas desarrollará una úlcera en su vida. A pesar de esta frecuencia, quedan muchas ideas falsas sobre esta enfermedad. Para no preocuparte más, Gestrasalud te sugiere hacer un estudio con diez preguntas esenciales.

¿Qué es una úlcera?

El estómago utiliza los jugos gástricos para descomponer la comida que ingerimos. Para protegerlo de estas sustancias tan poderosas, está cubierto de por membrana mucosa muy gruesa. Pero cuando la regeneración de esta pared se ve perturbada, su irrigación es insuficiente o la corrosividad del ambiente es demasiado grande, puede aparecer una lesión. Este «agujero en el estómago» de unos pocos milímetros cuadrados es la úlcera parcial o total.

Se deben distinguir dos tipos de úlcera según su ubicación:

  • La úlcera duodenal se encuentra en el duodeno , la unión entre el estómago y el intestino delgado. Este tipo de úlcera representa el 90% de los casos;
  • La úlcera gástrica se encuentra en el estómago mismo. Es más rara, pero las complicaciones pueden ser más graves.

¿Cuáles son las causas de la úlcera?

Durante mucho tiempo, el origen de la úlcera se ha atribuido a factores psicosomáticos. Pero hoy, sabemos que el 99% de las úlceras se deben a una bacteria , Helicobacter pylori . Este descubrimiento ha revolucionado el tratamiento de las úlceras , que ahora se centran en eliminar esta bacteria .

Sin embargo, ten en cuenta que las úlceras pueden ser causadas por el uso regular de aspirina o de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Se dice que estos fármacos son gastrotóxicos y atenúan los mecanismos naturales de defensa de la mucosa gástrica. Aunque tomar estos medicamentos puede reducir temporalmente el dolor, también ayudan a acelerar el proceso de la úlcera.

¿Cuáles son los síntomas de la úlcera?

La úlcera es una lesión abierta… así que los síntomas son bastante dolorosos. Por lo general, la úlcera causa dolor en forma de calambres, ardor, torsión en el área de la boca del estómago y debajo de las costillas del lado derecho. Estas sensaciones a veces pueden llegar a la espalda. Este dolor suele ser sincrónico con las comidas, apareciendo de una a cuatro horas más tarde y puede persistir hasta la siguiente.

También se pueden asociar otros signos: náuseas , vómitos, problemas digestivos, etc.  La ingesta de alimentos generalmente alivia el dolor . Estos síntomas duran unos días y luego regresan periódicamente.

¿Cuándo consultar?

Si  el dolor resiste los vendajes gástricos , si vuelve varias veces al día, o si se despierta por la noche , habla con tu médico . Cuanto antes lo hagas, más rápido te tranquilizarás o recibirás un tratamiento adecuado. Ya existen tratamientos muy eficaces.

¿Cuáles son los factores agravantes de la úlcera?

Estos son factores agravantes y no la causa de la úlcera. Es decir, estos componentes pueden empeorar una úlcera existente o intensificar sus manifestaciones. Entre estos, podemos citar:

Estos son factores agravantes, no causas de la úlcera. Es decir, pueden hacer que una úlcera existente empeore o sea más severa. Entre estos se encuentran :[custom_list type=»check»]

  • El tabaco
  • El alcohol
  • El café con el consumo excesivo
  • El estrés
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios y corticosteroides …[/custom_list]

Todos estos elementos deben evitarse tan pronto como se diagnostique la úlcera. En cuanto a la dieta, asegúrese de seguir una dieta equilibrada, dando prioridad a la fibra y evitando los platos demasiado grasos o demasiado picantes. Además debes tomarte tiempo para comer, las comidas rápidas pueden promover la producción de jugos gástricos.

¿Cómo se hace el diagnóstico de úlcera?

El diagnóstico de una úlcera requiere una endoscopia gastrointestinal. Este examen permitirá la visualización de la úlcera y la extracción de fragmentos de la membrana mucosa. Requiere una endoscopia con un fibroscopio, un tubo flexible y delgado que se inserta a través de la boca y se pone en contacto directamente con las áreas dañadas.

Esta técnica, que no es ni dolorosa ni peligrosa, requiere la colaboración del paciente, que no siempre está contento con ella. Así, estamos asistiendo al desarrollo de técnicas indirectas, como la prueba respiratoria, cada vez más extendida, pero que ahora se reserva para verificar la erradicación del Helicobacter Pylori al final del tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento para la úlcera?

El tratamiento de las úlceras es esencialmente farmacológico. El tratamiento requiere el uso concomitante de medicamentos que reducen la secreción de ácido gástrico y antibióticos que eliminan la bacteria Helicobacter Pylori.

Se proponen dos tipos de medicamentos:

  • Medicamentos antisecretores para bloquear la producción de ácido clorhídrico y curar las lesiones de la mucosa: generalmente se administrará un inhibidor de la bomba de protones durante cuatro a seis semanas;
  • Antibióticos para erradicar el Helicobacter pylori: se prescribirán dos antibióticos (generalmente amoxicilina y claritromicina) durante al menos una semana.

Después de unos días, los síntomas desaparecen, pero no se debe detener el tratamiento. Si lo hace, lo más probable es que la úlcera reaparezca y que, al mismo tiempo, hayas desarrollado resistencia a los antibióticos.

¿Cuándo se debe realizar una operación?

Gracias a los tratamientos con antibióticos, las indicaciones para la cirugía están disminuyendo. Sin embargo, sigue siendo de interés en caso de hemorragia (el cirujano puede suturar los vasos involucrados) o de ruptura de la úlcera (sutura de la herida).

En la úlcera gástrica, mantiene un lugar importante debido al riesgo de no detectar un cáncer.

Después de varias recurrencias no curadas por tratamiento médico o en caso de duda sobre la naturaleza de las lesiones, el cirujano puede extirpar la parte del estómago donde se encuentra la úlcera y posiblemente cortar al mismo tiempo el nervio neumogástrico o sus ramas (vagotomía) para reducir la secreción de ácido clorhídrico.

¿Cuáles son las complicaciones?

Si no se trata, la úlcera puede progresar hacia complicaciones desagradables: hemorragia o perforación.

  • La hemorragia se caracteriza por vómitos con sangre (roja o negra) o por la presencia de sangre negra en las heces. La gravedad de la hemorragia se juzga según el tipo de vaso afectado;
  • La perforación suele ir acompañada de un dolor muy agudo en el vientre que requiere una consulta de urgencia. Generalmente lleva a la peritonitis, una inflamación de la membrana que recubre el abdomen. El tratamiento hospitalario a menudo requiere de una cirugía.

No existe una correlación directa entre la gravedad del dolor y la extensión de las complicaciones. Un paciente sin síntomas dolorosos puede experimentar sangrado.

¿Cómo evitar las recurrencias?

La primera regla para evitar las recurrencias es seguir escrupulosamente las prescripciones de tu médico, no interrumpiendo el tratamiento antes de tiempo. A continuación, debes dejar de lado los malos hábitos que te llevaron a este primer episodio de úlcera. Vigila tu estilo de vida:

  • Modificando un poco tu dieta con tres comidas;
  • Evitando los factores agravantes (tabaco, alcohol, café, estrés, etc.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!