El 80% de las infecciones del tracto urinario en mujeres ocurren después del coito. La causa es la anatomía particular del tracto urinario en las mujeres. Afortunadamente, la cistitis se puede prevenir adoptando las pautas correctas antes y después del sexo.

«Aproximadamente una de cada dos mujeres ya ha tenido o tendrá al menos una vez en la vida una infección del tracto urinario (o cistitis) » , dice el Dr. Juan Carlos Ruíz, director del Instituto de Urología de Madrid

Además, el 30% de las infecciones del tracto urinario son recurrencias (más de dos en un año). Y en 8 de cada 10 casos, siguen a una relación sexual.

Infección del tracto urinario: la anatomía íntima femenina involucrada

La mayoría de los casos de cistitis en mujeres se deben a la anatomía íntima femenina, que es diferente de la de los hombres. De hecho, el meato urinario (abertura externa de la uretra),  la vagina y el ano están cerca uno del otro y  la uretra de la mujer es más corta que la del hombre.

Esta  proximidad entre la uretra y el ano » promueve el paso de microbios, bacterias, virus, hongos y parásitos entre los dos orificios «, explica Odette Freundlich, kinesióloga especializada en el suelo pélvico.

Causas de infección del tracto urinario después del coito

Durante las relaciones sexuales, los movimientos del pene en la vagina fomentan el paso de gérmenes externos dentro de la vagina , que son responsables de la infección.

Además, el acto sexual comprime la uretra y su contenido a veces puede subir hacia la vejiga .

La última causa de cistitis después del sexo es el paso de bacterias del ano a la vagina, reportado por los dedos, el pene o la lengua durante el sexo .

Ciertas situaciones son más favorables a las infecciones del tracto urinario. Este es el caso cuando tienes una nueva pareja y tu cuerpo aún no está acostumbrado a las bacterias de esa pareja . Reanudar el sexo después de un largo período de abstinencia  o aumentar la frecuencia de las relaciones sexuales también puede promover la cistitis.

Prevenir la cistitis después del sexo

Estos son las mejoress pautas para evitar la cistitis poscoital:

  • Bebe al menos 1,5 litros de agua por día y  también bebe mucha agua después del coito . Cuanto más bebes, menos concentrada es la orina, la forma más segura de reducir el riesgo de infección.
  • Orina antes y después de las relaciones sexuales y vacía la vejiga por completo cada vez que vayas al baño. Esto evitará que persista un residuo de orina en la vejiga, lo que puede hacer que las bacterias se multipliquen.
  • Lávate antes de tener penetración vaginal  si antes has tenido sexo anal . Lo mismo para tu pareja que te practicó la penetración. Disminuirá el paso de bacterias del ano a la vagina.
  • Evita las  duchas vaginales: nunca laves el interior de la vagina con productos, podrían alterar tu flora vaginal.
  • Limpia tus áreas genitales después del coito . Usa un jabón de tocador íntimo suave y sin fragancia.
  • Para limpiarte en el inodoro, siempre limpia hacia adelante la vagina y hacia atrás el ano. Igualmente para secarte después de la ducha. Lávate bien las manos después de cada visita al baño.
  • No dudes en  usar un lubricante íntimo si la lubricación natural es insuficiente durante las relaciones sexuales.
  • El área genital siempre debe estar seca para evitar el crecimiento de bacterias.
  • Ten buena higiene personal .
  • Evita la ropa interior demasiado ajustada (tangas) o la ropa interior sintética después del coito. Promueven la sudoración y, por lo tanto, la proliferación de microbios. Elige ropa interior de algodón.
  • Combate el  estreñimiento  porque, cuando estás estreñida, las bacterias son más numerosas cerca del tracto urinario.
  • Los jugos de arándano y arándanos son tratamientos preventivos naturales contra la cistitis. Intenta consumirlo todos los días si eres propensa a las infecciones del tracto urinario.

Síntomas de infección del tracto urinario.

Cuando la infección del tracto urinario ya está presente, aparecen ciertos síntomas:

  • Dolor, ardor o molestias al orinar. 
  • Necesidad urgente y frecuente de ir al baño para orinar 
  • Orina turbia, maloliente o con sangre 
  • Dolor lumbar (en los riñones) 
  • Fiebre o escalofríos .

Si padeces uno o más de estos síntomas,  consulta a un médico rápidamente para que confirme el diagnóstico mediante un análisis de orina . Este examen es esencial porque le permite al médico recetar el tratamiento adecuado que eliminará las bacterias responsables de la infección.

Sobre todo, evita la automedicación . Si tomas un medicamento antes de ir al médico puedes reducir algunos síntomas al no eliminar la infección. Esto podría alargar el tiempo de curación y provocar complicaciones mayores.

Fuentes

  • Entrevista con el Dr. Juan Carlos Ruiz, director del Instituto de Urología de Madrid (2017)
  • Entrevista con Odette Freundlich, directora y kinesióloga especializada en suelo pélvico en el centro Miintimidad (2017).